Blogia
patriciatecnologia

EL CAMBIO CLIMÁTICO

EL CAMBIO CLIMÁTICO

Todo el mundo está familiarizado con este término, más que conocer el concepto sabemos y observamos todos los días sus consecuencias. En todos los medios de comunicación y a diario encontramos información relativa al cambio climático, sus consecuencias, medidas adoptadas, y legislación medioambiental entre otros.Por este motivo me parece interesante presentar un artículo en el que se define el cambio climático y algunas noticias que me han parecido curiosas y que nos llevan a plantearnos algunas cuestiones: ¿seremos capaces de frenar las consecuencias de este fenómeno?, ¿sigue siendo válida una política medioambiental en la que el que contamina “paga”?.......

Se llama cambio climático a la modificación del clima con respecto al historial climático a una escala global o regional. Tales cambios se producen a muy diversas escalas de tiempo y sobre todos los parámetros climáticos: temperatura, precipitaciones, nubosidad, etcétera. Son debidos a causas naturales y, en los últimos siglos, también a la acción de la humanidad.

El cambio climático amenaza a la ‘capital china del hielo’

La ciudad nororiental china de Harbin, famosa por su festival invernal de gigantescas estatuas de nieve y hielo, es uno de los lugares del país que notan más el calentamiento global. Según los meteorólogos, la ciudad china tuvo en 2007 una temperatura media de 6,6 grados centígrados, la más alta desde 1881, año en que empezaron las mediciones meteorológicas en Harbin.

Los bosques del norte no absorben CO2

El clima de la Tierra tiene guardaespaldas. Por cada tonelada de dióxido de carbono que escupen los tubos de escape y las chimeneas de las centrales térmicas, 500 kilogramos quedan retenidos en océanos y bosques, auténticos sumideros de CO2. Sin embargo, esta ventaja puede acabarse.Un estudio publicado hoy en Nature sugiere que, en los ecosistemas terrestres de latitudes septentrionales, desde Rusia a Canadá, la absorción de CO2 que se produce en primavera se anula con la liberación de este gas de efecto invernadero en otoño. El circo de la contaminación juega sin red.

El negocio de limpiar el planeta

En el último año empresas particulares, torneos y hasta automóviles se han apuntado a la compensación voluntaria de emisiones, un negocio que mueve unos $1,450 millones al año, parte de ellos sin control, y que supone una especie de bula ecológica. No importa cuánto contamine uno, siempre que luego pague por ello.Si compra un Volkswagen Polo Blue Motion, la empresa afirma que plantará 17 árboles y que estos absorberán tanto CO2 como el que emitirá el coche durante los primeros 50,000 kilómetros; la empresa Forlasa sostiene en su publicidad que compensa las emisiones de dióxido de carbono que genera su queso manchego; Liberty Seguros ofrece una póliza que por $29 más al año compensa las emisiones de CO2 de un coche. La cumbre de Bali generó tanto CO2 como un país del tercer mundo, pero no pasa nada: Indonesia plantó a cambio miles de árboles.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

creditos -

No engordes, que estropeas el ecosistema

Según un estudio publicado en The Lancet, la población obesa consume un 18 % más de energía que la de peso normal, en el estudio se indica que la política sobre el transporte personal tiene una gran influencia en los hábitos alimentarios y viceversa.

Según los autores, la promoción de un transporte que implique ejercicio físico, como el caminar o ir en bicicleta podría ayudar a reducir la demanda de energía y a mejorar la seguridad alimentaria global.

Cuando estudiaba bromatología animal me enseñaron a diferenciar la ración de mantenimiento, la de crecimiento y la de producción y a aplicarlo según el estado fisiológico y productivo de cada animal. Esto viene a cuento por que se estima que una población con un índice de masa corporal de 24,5 Kg./m2 consume 1.550 calorías diarias por persona para mantener el metabolismo basal (ración de mantenimiento) y unas 950 calorías de media para la actividad física diaria (ración de producción).

En cambio, la población obesa requiere 1.660 calorías para mantener el metabolismo basal y unas 1.280 de actividad física. En conjunto los obesos consumirían un 18 % más de energía a la que habría que añadir el del sobre consumo de carburante en el transporte de los kilos de más.

Mayor consumo de energía comporta más problemas medioambientales, cosa que conlleva mayor riesgo personal y medioambiental. Podemos afirmar que la obesidad aumenta los problemas medioambientales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres